Gas monoatómico, incoloro, insípido y sin olor, es un gas noble. Es bastante más ligero que el aire. Puede ser licuado bajo condiciones extremas de presión y temperatura.

No es tóxico y es químicamente inerte. No es inflamable y no presenta peligro de combustión. Sin embargo, es asfixiante por desplazar el oxígeno del aire ambiental.

Usos

  • Llenado de globos de observación. El helio tiene un elevado poder ascensional (algo menor que el hidrógeno, pero sin los riesgos de combustión de éste, debido a su inercia química).
  • Preparación de aire de helio para equipos autónomos de submarinistas. Al ser el helio casi insoluble en agua se evita la formación de burbujas gaseosa en el torrente sanguíneo (que se producen con nitrógeno, cuando, al emerger, disminuye la presión y, por tanto, la solubilidad del gas en la sangre).
  • Refrigerante de reactores nucleares, ya que transfiere calor, no reacciona químicamente y no se vuelve radiactivo.
  • Presurizado del combustible líquido de los cohetes.
  • Atmósfera para crecimiento de cristales de silicio y germanio y en la producción de titanio y circonio.
  • Aplicaciones criogénicas.
  • Gas inerte en soldadura de arco.
  • Gas de túneles de viento supersónicos.

¿Qué industrias utilizan helio?


Generalmente utilizado en mezclas. Provee facilidad de respiración en el paciente, pues proporciona mayor flujo en las vías respiratorias. Ayuda a obtener imágenes en alta resolución en imágenes de resonancia magnética. Como medio de desplazamiento en viales farmaéuticos, propelente en aerosoles y en dermatología.

Para realización de pruebas de componentes, como los intercambiadores de calor en el radiador, aire acondicionado, tanque de combustible y convertidores de torque; para asegurarse de que los dispositivos cumplen con una calidad óptima. Combinado con argón se utiliza para dispositivos de seguridad como las bolsas de aire.

Se utiliza como la alternativa más segura al hidrógeno, a pesar de ser menos ligero aporta menos flamabilidad, lo que lo hace ideal para su uso para inflado de globos. 

Como atmósfera inerte para protección durante procesos de soldadura MIG, TIG y plasma, para tratamiento térmico de piezas y producción de metales no ferrosos como el titanio y el zirconio.


Para la fabricación de dispositivos electrónicos complejos, como pantallas con paneles LCD, cables de fibra óptica o semiconductores. Mejora el rendimiento durante el enfriado de componentes, controla el tiempo de administración del calor, permitiendo reducir defectos de fabricación y optimizando la productividad. También se utiliza como gas portador.

Durante la inmersión a distintas profundidades, actúa como apoyo durante la creación y optimización de atmósferas respirables.


Al realizarse procesos químicos delicados, sirve como detector de fugas de gases. Su permanencia en estado gaseoso a temperaturas muy bajas le permite utilizarse como enfriador de equipos analíticos.

 

Nuestros medios de suministro de helio

Suministramos helio de acuerdo a tus necesidades de consumo. En cilindros de alta presión que pueden ser manejados en racks dependiendo de la cantidad que sea requerida.

Conoce más de nuestros medios de suministro aquí.


Descarga aquí la Ficha Técnica y la Hoja de Datos de Seguridad de nuestro helio.